LUÍS SUAREZ: EL ADIÓS DE UNA LEYENDA

La semana pasada vivimos uno de los momentos más relevantes del F.C.Barcelona en su historia reciente, la marcha del tercer máximo goleador de la historia del club: LUIS SUÁREZ.

El delantero uruguayo de casi 34 años abandona el club convertido en una auténtica leyenda tras haber anotado 207 goles y dado 104 asistencias en las 6 campañas que ha jugado en el conjunto blaugrana. Estas cifras reflejan sin duda la relevancia de un 9 que elevó a la máxima expresión la sociedad formada por Messi y Neymar y que dotó al conjunto culé de una referencia en la punta de ataque que no había logrado encontrar (por diversas razones) desde la salida en 2009 de Samuel Eto´o.

El charrúa aportó carácter a una plantilla brillante técnicamente pero que quizás necesitaba de ese punto de agresividad y competitividad del pistolero uruguayo, principalmente tras la desastrosa temporada a las órdenes del Tata Martino. Messi necesitaba un socio que ofreciese soluciones y liberase espacios para los movimientos del argentino (y de Neymar)  y mientras algunos medios apuntaban a su supuesto enfado por la no llegada de su íntimo amigo Kun Aguero, llegó Luís y se convirtió probablemente en uno de los dos mejores socios que ha tenido el argentino en su carrera junto con el gran Dani Alves.

Luís Suárez aportó además de sus goles y asistencias una enorme capacidad para vivir al límite del fuera de juego (un regalo para Messi) y una gran habilidad para trazar movimientos desde el centro hacia los laterales que facilitaba la llegada mucho más despejada de hombres como Neymar Jr y Leo Messi.

Todo eso, unido a su facilidad para conectar con Messi sin mirarse, su fortaleza al espacio y  su gran capacidad para fijar centrales y liberar marcas  convirtió al uruguayo en un hombre fundamental del esquema y estilo culé durante casi 5 años.

Sin embargo, algo se rompió durante la última temporada y media/dos temporadas. Más allá de la lesión de rodilla que le apartó bastantes meses durante la última temporada, Luis Suárez comenzó a presentar dificultades muy ligadas a la pérdida de algunas de las cualidades físicas que le permitían abarcar mucho y bien. Manteniendo unas altísimas cuotas goleadoras,ya no era ese delantero capaz de realizar esfuerzos de largo recorrido y comenzaba a mostrarse errático en las combinaciones que más precisaban de su agilidad y motricidad fina.

Estas dificultades se mostraban en su máxima expresión principalmente en Champions League y ante rivales con un gran poderío técnico y físico que obligaban al Barça a recorrer muchos metros para llegar al área y a hacerlo además con una precisión milimétrica. El uruguayo se fue apagando en los partidos y se convirtió en un 9 con un gran remate pero que limitaba su campo de acción al área rival del contrario.

Os traemos estos 2 mapas de calor para ilustrar el cambio en la aportación de Luís Suárez desde la temporada 2015/2016 (la segunda en el Barça) a la 2019/2020 (la última en Can Barça).

Como comentamos anteriormente, se puede apreciar a simple vista como el campo de acción es muchísimo mayor en su segunda temporada como culé que en esta última donde limita sus acciones principalmente a la frontal del área. Además, esos movimientos agresivos tan típicos y fructíferos desde el centro hacia las esquinas del área desaparecen por completo.

Ya no participa tanto en la gestión de la jugada (zona de ¾) , no es tan agresivo en la presión y es mucho menos móvil. Pudiendo parecer un asunto menor, su progresiva desvinculación de las tareas de presión alta sobre la salida de balón rival condicionaron aún más a un equipo ya de por si limitado por la intermitente presión de su estrella argentina. El riesgo de Leo siempre ha sido compensado en las estadísticas y en el juego de su equipo por lo que lo han convertido en innegociable para todos los entrenadores post Rijkaard. Sin embargo, la ausencia del uruguayo en estas funciones no pudo ser soportada por la estructura del equipo catalán que terminó vagando en un limbo entre una presión alta ineficaz que conllevaba muchos riesgos para el equipo o un repliegue que alejaba muchos metros del área a un equipo que había perdido gran parte de su intimidación al espacio con el progresivo cambio de Luís Suárez.

Tomando esta interesante imagen de @AlbertOrtegaES1 que corresponde a la derrota 8-2 vs Bayern podemos observar a la perfección como el uruguayo y el argentino se desvinculan de la presión sobre centrales y estos sacan cómodamente la pelota y alcanzan zona de ¾ sin asumir el más mínimo riesgo.

A la incapacidad de la estructura del equipo para soportar esa defensa adelantada con 8 hombres de campo hay que sumarle el desequilibrio que produce en la transición defensiva el cierre de Messi del costado derecho de la defensa culé. A Leo no podemos pedirle que corra tras el lateral rival por lo que el hecho de desprenderse del uruguayo puede permitir al entrenador culé situar (como ha hecho en este primer partido de Liga) a Leo en la punta de lanza de una presión mucho más coordinada, simétrica y compensada, limitando las obligaciones del rosarino a un cierre posicional y a una presión puntual cuando se percibe superioridad y debilidad en el rival.

Además, y relacionado también con la posición del 10 sobre el campo, la ausencia de Suárez permite a Ronald Koeman situar a Leo en posiciones más centradas y cercanas al área lo que pretende descargar de labores de creación al argentino, acercarle al gol y recuperar un ataque simétrico (con un extremo derecho que abandone menos la banda que Leo o con un lateral profundo).

Este es un breve resumen de los motivos que justifican la decisión del F.C.Barcelona de desprenderse de uno de los mejores goleadores de la historia culé. Esto no quita en absoluto que el conjunto blaugrana no vaya a echar de menos los goles del uruguayo y su carácter e influencia dentro y fuera del campo ni que la decisión de regalarlo a un rival directo sea, cuánto menos, controvertida.

Una vez repasada la trayectoria de Luís Suárez y la evolución de su influencia en Can Barça toca aventurarnos un poco en las dudas y certezas que nos deja su fichaje por el Atlético de Madrid. Trataremos de evadirnos de la reciente jornada liguera en el análisis en la que el charrúa debutó, goleó y disfrutó con la mejor versión que hemos visto del Atlético de Madrid en mucho tiempo ya que la continuidad y constancia de algunas de las virtudes mostradas por el conjunto colchonero vs Granada C.F. deben mantenerse en el tiempo como para ser asumidas en forma de contexto habitual del juego del equipo.

Luís Suárez es uno de los mejores goleadores de la historia y, como tal, es probable que se convierta en uno de los principales recursos ofensivos de uno de los mejores equipos de Europa. Las dudas quizás se plantean en torno a la capacidad del Atleti de generar un contexto ideal para sacar a relucir las virtudes del 9. Si algo juega a favor del conjunto colchonero es la firme voluntad de su entrenador (y leyenda) Cholo Simeone.

Si el Atlético es capaz de generar situaciones de ventaja para el uruguayo, Luís Suárez las aprovechará. Esto depende en gran parte de la aportación de jugadores como Joao Félix ( su último partido es un auténtico placer para la vista), Correa, Marcos Llorente o Carrasco. Si el equipo es capaz de desbordar e imprimir ritmo y precisión al a su ataque, las opciones de hacer daño al rival se multiplicarán al contar con el delantero uruguayo en el equipo. Algo que seguramente agradecerá Luís es contar con jugadores y situaciones de amenaza lateral sobre el área constantes y reales (ya lo vimos con su golazo de cabeza frente al conjunto nazarí).

Sin embargo, si el Atlético se atasca como en muchas fases de las últimas dos temporadas y se vuelve un conjunto plano y sin desborde, Luís Suárez sufrirá en espacios reducidos y no supondrá de manera constante una amenaza con muchos metros a la espalda de los centrales. Además, no es la primera vez que leemos aspectos negativos respecto a la preparación física del conjunto culé en las últimas temporadas por lo que veremos si el profe Ortega es capaz de recuperar algunas capacidades/habilidades más abandonadas en las últimas temporadas en el juego del charrúa.

Por su puesto y sin olvidarnos de nuestro querido Biwenger. El uruguayo presenta un valor de mercado por encima de los 8 millones con incrementos de hasta 500.000 al día. Es el momento perfecto para hacernos con el pistolero uruguayo ya que con una puja en torno a los 10 millones podríamos hacernos con uno de los goleadores más contrastados del campeonato nacional.

Tratando de dejar la nostalgia atrás, los motivos que justifican su adiós del F.C.Barcelona o el análisis de su posible encaje en el conjunto del Cholo si algo agradecemos nosotros es que Luís Suárez continúe en nuestra liga y poder disfrutarlo cada fin de semana. Larga vida al rey del gol.

Recomendación Fantasy Biwenger: Muy recomendable.
Con un valor que sobrepasa los 8 millones y con unas subidas de hasta 500.000 al día, es el momento perfecto para hacernos con el pistolero uruguayo. Podemos hacernos con un delantero top en nuestras puntuaciones con una puja en torno a 10 millones.

Fútbol y cerveza fría.

Football Rebels.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detected!!!

We have detected that you are using extensions to block ads. Please support us by disabling these ads blocker.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock
error: Content is protected !!
Scroll al inicio