10/07/2020

Un derbi descafeinado donde Thomas y Kroos fueron de lo más destacado; eso lo dice todo.

Jornada 7 : Atlético de Madrid 0 – 0 Real Madrid

Tras la victoria del Barcelona fuera de casa en Getafe, era importante para ambos ganar el partido; y así seguir en lo más alto por la pelea del título de liga. No obstante, ambos entrenadores salieron muy comedidos, hacían bueno el punto del empate. Inexplicable. Al final, el que salió más beneficiado de este partido son los otros equipos de lo alto de la tabla: Barcelona, Sevilla, Real Sociedad…

En cada once hubo alguna que otra sorpresa. Por parte del Atlético de Madrid, la inclusión de Vitolo por Lemar. Por parte del Real Madrid la entrada de Valverde por James, que ya dejaba ver algunas intenciones, prefiriendo el despliegue físico y el músculo del uruguayo, a la calidad y técnica del colombiano.

Primera parte

Fue el Atlético de Madrid quien comenzó de mejor forma el partido, probablemente, debido al impulso de la grada, que estuvo espectacular como en cada derbi;  y al factor local. En los primeros 10 minutos sólo se jugó en campo merengue, con un Vitolo muy participativo, pidiendo siempre el balón (aunque no estuvo tan acertado como en los anteriores partidos) y un Trippier que recorría una y otra vez su banda para luego centrar al área. Fue en el minuto 7 donde llegó la primera (y casi única) del Atlético de Madrid. Diego Costa puso un balón al espacio para Joao Félix, que se plantaba sólo en el área de Courtois, estaba muy esquinado, un ángulo muy complicado para hacer gol, de ahí que fallara. Tras esta ocasión, el partido se igualó un poco más y el Real Madrid comenzó a controlar el tiempo del partido, con el balón, ya que las ocasiones claras no llegaban por parte de ningún equipo.

El ataque blanco corrió a cargo de Gareth Bale, al menos en la primera parte. Fue el que más peligro generó con sus potentes arrancadas en la banda derecha y algún que otro remate, que se marcharon fuera. Benzema no estuvo tan fino como otras veces, presionó y se vació como cualquier otro, pero sus compañeros no lo encontraban en el área. La defensa del Atlético de Madrid muy férrea. No obstante, en su cabeza estuvo la ocasión más clara del todo el partido. Hazard apareció muy poco, el belga no está al 100%, ni mucho menos, y eso se nota. Perdió bastantes balones, y no se asociaba del todo bien con Benzema, que muchas veces se escoraba a la banda izquierda y dejaba el centro del área muy sola.

El partido estuvo lleno de fallos por parte de ambos equipos, demasiadas pérdidas de balón y pases a nadie, que no podían ser aprovechados del todo, ya que se jugó casi todo el partido en el centro del campo. Eso, y que ambos equipos estaban muy compactos con las defensas muy sólidas, nos impidió ver un partido más entretenido y con ocasiones. La primera parte finalizó con disparos para cada equipo. Toni Kroos por parte del Real Madrid en dos ocasiones, fácil para Oblak, que es un auténtico muro. Seguidamente, respondió Joao Félix con un disparo que se fue a la derecha de la portería de Thibaut. El portero belga volvía a la que fue su casa, y tuvo una noche bastante plácida, ya que prácticamente no tuvo que intervenir en ninguna ocasión, a excepción de un rechace a un centro de Trippier al final de la primera parte.

Segunda parte

La segunda mitad comenzó con un cambio para el equipo local. Entraba Correa al descanso por Vitolo, que había estado participativo pero desacertado, a parte, sufría un poco de molestias físicas. El jugador argentino es muy vertical y peligroso, y quedó demostrado a pocos minutos de estar en el campo. En el minuto 48 llegó una ocasión peligrosa para el Atlético de Madrid que no supo aprovechar, ya que el balón no fue ni entre los tres palos. Diego Costa le puso un balón medido a la cabeza de Correa, que le cogió un pelín a contrapié y no pudo cabecear a gusto, de ahí que el balón se marchara por arriba. Una pena, estaba sólo, era una gran ocasión, si hubiese sido al revés (Correa el que centraba y Costa el que rematara) estaríamos hablando del primer gol seguro. Estos segundos 45 minutos fueron muy parecidos a la primera mitad. El Atlético de Madrid comenzó generando más peligro, pero poco a poco el Real Madrid fue teniendo el control de balón y la posesión, sin llegar a generar claro peligro. 

En el minuto 67 Z.Zidane realizó su primer cambio, Luka Modric sustituía a Fede Valverde. Acto seguido entraba Lemar por Lodi y finalmente, Marcos Llorente por Joao Felix, cambio que no fue para nada del agrado de la afición local. Eso demostró cómo el Cholo le interesaba más no perder, que ganar. Saúl mejoró notablemente sus prestaciones en el lateral izquierdo, y en el minuto 71 llegó otra ocasión para el conjunto rojiblanco, la última. Tras un córner, Saúl peinaba un balón en el primer palo que se marchó por poco por encima de la portería de Oblak. Tres minutos después, 74’, llegó la gran ocasión del encuentro. Nacho, que realizó un buen partido, centró un balón al área que remató Benzema. Un estupendo remate de cabeza del francés que fue detenido por el portero esloveno, una magnífica estirada de Oblak que impidió que el Real Madrid se pusiera por delante en el marcador. Tras esta ocasión, poco más.

Conclusión

En líneas generales, fue un partido bastante pobre, prácticamente sin ocasiones, muchos balones rechazados y con muchas pérdidas para ambos equipos. El empate fue “justo” y bien aceptado por todos. Tras la debacle en París, Z.Z ha sabido cómo reponerse ante tres encuentros complicados, con tres porterías a cero. Mientras, el Cholo también se mostraba conforme con el punto obtenido. Sobre todo después de recibir bastantes goles (comparado con años anteriores) en este principio de temporada. Los mejores del encuentro fueron Thomas en el Atlético de Madrid y Toni Kroos por parte del equipo merengue. Esto dice mucho del partido; un encuentro que se jugó  la mayoría del tiempo en el medio campo y eran estos jugadores los encargados de mover el juego del equipo.

Thomas sobresaliente, el mejor del partido. Siempre bien colocado y desahogando el juego colchonero. Dando una clase magistral de pases al primer toque, balones en largo, buen posicionamiento, robos de balón, en fin un auténtico TODO campista. Por otro lado, Kroos fue el mejor de los blancos, Bale también realizó un buen partido, pero fue desvaneciendo poco a poco. Kroos al igual que Thomas, pero en menor medida, fue el timón del equipo merengue. Además de eso, puso a prueba a Oblak con dos disparos a puerta, de los cuales uno, fue bastante peligroso.

El miedo a perder fue clave en este partido y se reflejó desde el principio. Este pobre partido terminó con 1 tiro entre los tres palos, para el Atlético de Madrid y 3 para el Real Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: